jueves, 15 de mayo de 2008

Un amor perro...

Gabby pegó un perro amor, para dejar asentado lo maravillosa que puede ser la naturaleza, en esta ocasión reflejada en la maternidad de su bella mascota.

Tisha, que es la perrita recién parida, tiene dentro de si todo el conocimiento de cómo ser una madre sin que nadie le hubiera enseñado nada… nada de educación Montessori, nada de educación activa y positiva, nada de sicoprofilaxis, nada de libros de cómo ser buenos padres… nada de psicología barata para evitar que los recién nacidos se vayan a volver unos hijos de puta en su adultez…

Ella sola con su instinto sabe como ser una buena madre… claro que habrá quien me diga que a los perros no hay que mandarlos a la primaria, ni aguantar su adolescencia… pero no estoy hablando de eso aquí… estoy hablando de cómo hemos perdido la conexión con nuestro ser animal que sabe como hacer eso de manera instintiva… de cómo hemos alejado el instinto de cosas tan primordiales que ya el mayor porcentaje de mujeres no puede parir de manera natural… seguro que eso trae consecuencias en nuestro desarrollo emocional e incluso hasta intelectual… por eso cada vez somos más y más estúpidos…

Todo eso es evidente con solo ver una perrita cuidar a sus cachorros… no se queja, no huye, no necesita un descanso de sus hijos, pero tampoco sobreprotege, tampoco tiene preferencias, tampoco entrega de menos… solo es una madre que quiere y cuida a sus hijos por el tiempo que sea el necesario, para que después ellos solos se guíen en el mundo… para que después los pobres cachorros sean maleducados a periodicazos por sus dueños… en fin… que chido sería ser un cachorro…

1 comentario:

GaBBy dijo...

AAAhhhhhh... eso!!! todo eso es más que cierto, por eso pregunto q cómo es q los seres humanos nos sentimos superiores y "civilizados" ante la inmensidad y sabiduría de la naturaleza... Yo también pienso lo mismo...
Q CHIDO SER CACHORRO!!!