viernes, 23 de mayo de 2008

Indiana Jones, en búsqueda de la historia perdida.



SI QUIERE VER LA PELÍCULA Y ODIA QUE LE ARRUINEN LOS FINALES NO SIGA LEYENDO.

¿Seguro que quiere seguir…?
Está advertido.


La nueva película de Indiana Jones apesta.

Si bien es cierto que todas las anteriores películas de Indy están formadas de clichés, estos clichés eran o son creíbles dentro de la aceptación generalizada de mitos culturales. El arca de la alianza, el grial de cristo y hasta las adoraciones satánicas al dios Kalima, son mitos que si bien pueden ser fantásticos, tienen algún fundamento histórico o algún soporte cultural que los hace aceptable para que el arqueólogo aventurero pueda ir a buscarlos, encontrarlos y perderlos en aras de la voluntad y la continuidad del mundo.

Sin emabrgo la nueva película del Indiana Jones carece de esta trama bien hilada y bien contada de mitos socialmente aceptados y se basa en puras teorías de la conspiración baratas tratando de unirlas con hechos históricos que acaban por ser un bodrio que ni el carisma de Harrison Ford logra hacer que no naufrague en las aguas de la mediocridad.

¿Qué chingados tienen que ver Pancho Villa, Las líneas de Nazca en Perú, unos comunistas soviéticos, y unos putos extraterrestres interdimensionales new age con Indiana Jones? Ya que sobre estas premisas esta basada la nueva historia del Indy.

1952 es el año en el que situamos esta nueva aventura, años difíciles para los gringos ya que fueron los años de la peor cacería de brujas anticomunista, y eso se refleja en la película, y es gracias a eso que en esta película nos enteramos que Indiana Jones fue agente secreto del gobierno de Estados Unidos, y no solo eso, además comulga con Eisenhower para el exterminio de los comunistoides.

Dentro de la trama de la película, los soviéticos hipermaldosos invaden un campo militar donde se realizaron las primeras explosiones nucleares y que por coincidencia es el mismo lugar donde se encuentra el hangar 51, mítico sitio donde por años el gobierno estadounidense ha guardado extraterrestres y toda clase de objetos fuera de la creación humana para investigación.

Los rusos obviamente van a buscar un extraterrestre que aparentemente tiene un campo magnético muy poderoso y atrae consigo cualquier clase de metal. Cosa que no es una constante a lo largo de la trama y ya para el final, ni quien se acuerde que los extraterrestres eran megamagnéticos, pedo innecesario que el guionista utilizó solo al principio para tener alguna manera de encontrar al chingado extraterrestre entre un millón de cajas iguales.

Pero Ok, hasta aquí todo bien, la historia se centrará en el hangar 51 y los extraterrestres, mito creíble y soportado por chingos de teorías conspiratorias, ¿qué los rusos supieran del pedo? ok, correcto, el evento tunguska no hace creer posible que los rusos tuvieran su propia área 51. Ok, chido ¿a donde vamos con todo esto me preguntaba mientras seguía observando?

Después de esto a Indy lo corren de su clase de arqueología por ayudar a los rusos a obtener el mentado extraterrestre, pero oh sorpresa, justo cuando se está marchando desilusionado de la vida y el amor, aparece un vato vestido a lo Marlon Brando en The wild one, que a leguas sabemos que será su hijo antes de que el guionista se moleste en decírnoslo.

El vato en cuestión, le platica a Indy que su mamá, Marion Ravenwood, fue a buscar a su padrastro perdido llamado Oxly, que a su vez fue a buscar un cráneo de cristal para ir a devolverlo a la ciudad perdida del dorado o Akator en su lengua original, pero como todos fueron secuestrados (adivinen por quien) la mamá envió un mapa e instrucciones para que Indiana Jones fuera al rescate. El dichoso mapa estaba en un dialecto que no se escuchaba hace mas de 3000 años; como la mamá pudo escribirlo es un misterio.

Después de otra persecución insólita, Indy traduce el mapa y resulta que deben ir a Perú a buscar la cuna del conquistador español Francisco de Orellana, pero resulta que cuna en aquel idioma que nadie había escuchado en 3000 años quiere decir también tumba. Así que rápidamente Indy y el vato dan con el cementerio inca donde se encuentra enterrado Francisco de Orellana, quien se había perdido buscando el dorado por el amazonas peruano, y pues en realidad era un poco obvio que se perdiera, ya que la leyenda del dorado nace en Colombia no en Perú, pero en fin...

En un abrir y cerrar de ojos, Indy y el vato dan con los huesitos de el conquistador que todo mundo había buscando durante 400 años, después de vencer a dos monigotes que cuidan la tumba disfrazados como en alguna película del Santo.

Dentro de la tumba, Francisco de Orellana y seguidores se encuentran enterrados cual momias egipcias perfectamente conservadas, tanto que ni polvo tienen despues de 400 añotes y en la momia que pertenece a Francisco de Orellana se encuentra… chan chan chan chan… ¿Adivinaron?… se encuentra ¡un auto! ano ejem ejem… se encuentra ¡el cráneo de cristal!… que por sus medidas y apariencia podría ser el cráneo de un alien el 8avo pasajero y es aquí donde todo empieza a caer en picada vertiginosamente…

El cráneo es de cristal, hecho a la perfección y sin posibilidades de haberse hecho con la tecnología actual (de 1952), el cráneo resulta que efectivamente es el cráneo de un extraterrestre, ya que lo rusos se robaron un extraterrestre del hangar 51, y tenía su cráneo de cristal. El cráneo tiene poderes parapsicológicos, y puede hablarle a quien lo mire a los ojos. El cráneo separa hordas de hormigas y detiene tribus perdidas que han sobrevivido guardadas en agujeros en la piedra cientos de años, pero que se mueren a la primera con las balas rusas, el cráneo esta vivo y tiene otros 12 compadres que tienen exactamente las mismas propiedades. Todos los cráneos juntos hacen un extraterrestre y destruyen la ciudad del dorado porque debajo de ella hay una nave espacial escondida.

No mames, en que punto los aliens, los incas y los mayas se cruzaron? me cae que Spilberg ya valio berg y está viendo demasiados programas de Maussan.

¿Si dije que Indiana Jones sobrevive una explosión nuclear dentro de un refrigerador, gracias a que el refri era de plomo…?

No mames, desde que iba entrando al cine sabía que iba a ver un pedazo de nostalgia ochentera y que Harrison Ford ya chocheaba para el personaje, sabía que iba a ver un churro hollywodense e iba preparado para eso… pero lo que ví fue mucho peor. De por si ya las historias de Indiana Jones son exageradas, en el afán pretensioso de hacer esta película más increíble que las otras o de actualizar un poco el personaje y darle un tinte new age con extraterrestres interdimensionales, el personaje, la historia y la saga se perdieron.

¿si dije que Indiana Jones aprendió a hablar quechua, un dialecto peruano, gracias a que fue secuestrado por Pancho Villa, y según Indy, algunos de los que iban con Pancho Villa lo hablaban..?

En fin la película me parece mucho menor que las anteriores, pretenciosa, con todos lo elementos atados a la fuerza. Los escenarios no deján de parecer escenografías, y la iluminación abusa de efecto de atenuado (soften). Además de que los artefactos o trampas que Indiana enfrenta en esta ocasión no tienen nada que ver con aquella enorme bola persiguiéndolo, o con el ser aplastado y atravesado por un techo con picos...

Nel, esta película esta hecha de puras mamadas y está malísima
Ahora que si la van a ver… pués disfrútenla…jajaja

¿si dije que durante toda la película tratan a los incas, a los mayas y a los yada-yada (olvide el nombre de la cultura con una antiguedad de 3000 años) como si fueran intercambiables?... pfff...

2 comentarios:

GaBBy dijo...

AJÁ!!! Lo logré!!! Bendito scrollbar!!! Seguí la instrupción pa no seguir leyendo y me salté hasta aquí porq yo sí quiero ver la picture aunq sea mala!!!!
jejeje...

pepo dijo...

pues tu dices y la vamos a ver cuando tu quieras... 8 )