viernes, 11 de julio de 2008

La Roña en… Suave Matria.

Confieso que en mis debrayes culturoides, pocas veces intento ver la televisión y mucho menos ver programas hechos en televisa, tv azteca y anexas. Mi prejuicio intelectual me lo prohíbe.

Así que cuando la dueña de mi alma me dijo: "quiero ver a la Roña algún día", mi cerebro se desconecto y seguramente trató de hacerse el que la virgen le habla y no dije si o no sino todo lo contrario.

Sin embargo, un día por la mañana y con el solo afán de hacerla feliz, me topé con una notita en el periódico y le dije: mira La Roña en Suave Patria, en el Helénico ¿quieres ir?..."Pues a ver", fue su respuesta de diva, al final y una semana después compramos los boletos…

Yo conocí al personaje de la Roña a través de You tube, haciendo entrevistas en un tono alburero muy chistoso, pero sin mayor pena ni gloria… así que cuando enfilamos al espectáculo mis expectativas eran las de ver un show cómico y alburero con tintes de cabaret y carpa…

Pero cual fue mi sorpresa que al empezar el espectáculo, La Roña comenzó desbordando un discurso tal que hiló la Hermenéutica con Aristóteles y a su vez con las prácticas filosóficas ocultas de Hermes Trsimegisto. Nos presentó 7 principios universales, como la razón , el ritmo, la polaridad, la vibración, la sinergia, y otros que no recuerdo... Todo eso durante los primeros minutos del espectáculo que bien podía haber sido cátedra de semiótica. A partir de ese momento, mi prejuicio sobre este personaje en particular se desvaneció por completo y desee que esto fuera como una clase universitaria a la cual poder asistir muchas otras veces a reverenciar y salir igual de sorprendido por todo el conocimiento vertido.

Usando el poema de Suave Patria como pretexto, el personaje desgrana una serie de ideas que obligan al público a ser participe. Brincando del análisis político, al chisme político, a las teorías de la conspiración, a la introspección filosófica, al cuestionamiento de lo aceptado y albureando a diestra y siniestra, el espectáculo es un gozo tremendo.
Así que si pueden ir a verlo, ¡vayan!

para que se les quite un poco lo naco y lo pendejo

1 comentario:

GaBBy dijo...

Pero el prejuicio por delante no??? jejeje... vaya q está madre la obra!!! :)