miércoles, 4 de junio de 2008

Las 40 principales. Mi fealdad

Soy feo como una patada en los tompiates. Estoy gordo, tengo poco pelo y crece como aguacero, unas ojeras que ya son como manchas de panda, mi labios casi siempre están resecos, tengo una apertura entre los dientes, tengo un ojo más chico que el otro, el bigote me crece de chino y la barba me sale rasposa como lija, tengo las rodillas chuecas, y si no soy más feo fue por no hacerle competencia a cualquier monstruo monstruoso…

Los integrantes de mi familia tampoco son guapos o bellas, pero digamos que son gente normal con sus dos ojos en su lugar, con los dedos completos, algunos incluso son güerillos y tienen ojo azul o verde, así que pues uno los ve y son gente que incluso habrá quien considere muy guapa… pero como son familia, pues siempre o me querían demasiado como para ver mis defectos, o me querían demasiado y me mentían pensando por dentro ojala que este pobre se componga con la edad…

De chiquillo y fuera de mi círculo familiar crecí rodeado de puro maleante y malviviente, y pues entre chemos mi fealdad no resaltaba tanto, e incluso podría parecer que yo era el galán… en tierra de ciegos dicen…

En fin, que yo había logrado en gran medida la aceptación de mi condición de feo, siempre y cuando nadie intentara tomarme una foto, o no me obligarán a meterme a un probador de ropa…

Así transcurría todo de lo mas nais en mi vida, hasta el día que las pinches hormonas comenzaron con sus pedos existenciales… y eso fue cuando por segunda vez me gustó una niña en mi vida… la primera fue una periódiquera y esa nada tiene que ver con esto…

La susodicha era linda, tenía el cabello como el trigo, los ojos grandes y cada vez que se movía yo suspiraba… así que un día me apachurré un huevo con mi manecita, caminé hasta donde ella se encontraba, la encaré y con la voz entrecortada por los nervios y por el dolor de mi huevo apachurrado hice la pregunta milenaria que cualquiera en mi situación hubiera hecho: ¿quieres ser mi novia?

Después de eso, hubo un silencio sepulcral, aunque no entendí hasta mucho tiempo después que chingados quería decir sepulcral, todo quedó quieto, hasta el dolor de mi huevo se fue… y ella con sus ojos enormes me barrió de arriba abajo, me miró con desdén y me dijo: Yo nunca andaría con alguien como tú, se dio la media vuelta y se fue directo a chingar a su madre. Claro está que después en los exámenes semestrales, iba y se sentaba detrás de mi para que yo, todo un cerebrito, le pasara las respuestas de los exámenes. Yo, el cerebrito imbécil, sí le pasé las respuestas en varias ocasiones, hasta el día que me sentí hasta la madre por saberme utilizado. Ese día cuando se acerco a preguntarme le pasé todas las respuestas equivocadas, obviamente yo saque un glorioso y ñoño diez y ella se fue chillando con su calificación reprobatoria, debo aclarar que se fue del brazo de su novio, que aunque tonto si era guapo.

Ese segundo esperpento en mi vida (no puedo considerarla ni mujer ni vieja siquiera) marcó mi destino. A partir de ese momento yo sería un feo para siempre, e hiciera lo que hiciera hasta el día de hoy la imagen que me devuelve el espejito espejito es la de un feo sin igual. Sin embargo, esa experiencia creó en mi un fealdad aún mayor, me volvió un feo emocional, porque desde ese día, mi ego empezó a desinflarse y mi corazón comenzó a colocarse armaduras.

Muchos años después llegamos al día de hoy. Aún sigo siendo feo y creo que ahora aún más porque ya no uso los lentes que me tapaban un poco la cara, aún hoy las hormonas siguen haciendo que yo ande como burro en primavera ilusamente creyendo que habrá alguien en quien pueda despertar algún bajo instinto, aún hoy mi ego sigue siendo motivo de análisis psiquiátrico y no veo el día en que decida recuperarse, y hoy por hoy, también existe una chica que ante mis ojos es más bella que Afrodita, más inteligente que Einstein, mas divertida que los loonytoons y que según yo, se merece el universo entero y más. Sin embargo debo aceptar que soy feo y mi fealdad física no la inspira ni la mueve y mi fealdad emocional es aún peor porque la aburre o la desespera, y cuando decido hablar desde mi feladad emocional para decirle lo que siento por ella, le parece que lo que digo es ya solo por costumbre y no porque lo sienta… todo esto le da pie para decirme:Por ahora no es nuestro momento, cada vez que le he soltado la pregunta de ¿quieres ser mi noviaparejaamantecompañera?

Cualquier güey en sus cabales al que hayan bateado, sabe que una respuesta así significa un no amortiguado por un me importas, pero no quiero nada contigo y no te quiero lastimar para no perderte como amigo que nunca se dice.

Pero yo que soy un feo acostumbrado a serlo y por lo tanto a que me batien en 9.8 de cada 10 intentos, pues me aferro a que en mi, tal vez muy adentro de mi, existe algo en lo que soy hermoso y que ese algo algún día cambiará un no por un si quiero todo contigo.
-Pinche vato feo, con esa cara ¿quien va a querer?
- pos igual podria intentarlo en la escuela para ciegos del DF

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre!! Está usted exagerando de lo lindo. Ahí tienes a Diego Rivera, no era para nada un adonis y sin embargo era todo un Don Juan! La belleza no solo es física, la belleza arropa mucho más cosas más allá del tamaño o forma de los ojos (Diego los tenía de sapo), la gordura (era gordo como un tinaco), las rodillas chuecas o el pelo de aguacero.
Tu como él, independientemente de ser feo o bello (para todo hay gustos, depende quien mire) tienes mucho talento, y esa es una belleza mucho más divertida e interesante que sólo un cuerpo carne de gimnasio.

Besos
Lo

guajolota dijo...

Dicen que el asunto de la belleza o la fealdad no está en el físico sino que está en la seguridad... ¿será?
Igual en happy pills la realidad es como el león que no es como lo pintan.

GaBBy dijo...

hay miles de cosas q pesan mucho más q la fealdad física... la falta de humor, la falta de sarcasmo, el no disfrutar la vida, el no ser sencillo, el no pelear por ser feliz... de nada sirve una cara bonita sin un cerebro con el q poder compartir, pelear reír y vivir... TQM...
Pd. Como q este post era más para Prueba de Embarazos q para este lugar... :P

pepo dijo...

pues no exagero... o tal vez si... pero mi fealdad si es como patada de mula... es verdad que hay chingomil feos chingones y don juanes... pero yo no soy uno de ellos, a mi solo me queda ser simpático, y a veces ni eso soy... a veces si quisiera ser uno de esos vatos descerebrados que se ligan a una chava descerebrada y son felices con sus cuerpos de barbi y gimnasio...así mi única preocupación sería la de incrementar el ancho de mis biceps...jajaja ni pedo...
besotes Lo

La seguridad por supuesto que es bella, y yo estoy seguro de que soy feo..jajaja, así las cosas tienen otro tinte es como el chiste ese de: "dame otra cerveza que todavía te veo fea"... Yo soy Leo, y me gusta pensar que no soy como me imaginan, casi siempre cunado la gente cree que me conoce, todavía hay algo oscuro por ahí que me hace ser otra persona...y pues por eso mismo aquí en happy pills la realidad esta distorsionada por el litio, por el lorazepam, por la lamotrigina... welcome to rivotril city! mi querida tamalera.

hay muchas cosas que pesan... lo se porque las traigo arrastrando y tú me lo has dicho, es por eso que soy feo emocionalmente...y todavía no es mi momento...
yo también te quiero a ti de otra forma